Las unidades de cuidados intensivos cardiológicos experimentan una evolución significativa en los años 80, cuando dejan de ser unidades para vigilar solamente las arritmias post-infarto, para convertirse en unidades de cuidados cardiovasculares especializados.

La unidad coronaria (UC) es el área asistencial del hospital dotada de los medios técnicos y de los recursos humanos (médicos y de enfermería) necesarios para la atención y vigilancia continuada de los pacientes con cardiopatías agudas graves y potencialmente recuperables.

Durante el año estuvieron ingresados un total de 882 pacientes. Asimismo se realizaron un total de 117 cardioversiones eléctricas y se vigilaron 1798 telemetrías/año.