El Servicio de Hematología de la Fundación Jiménez Díaz nació en 1940 como sección del Departamento de Anatomía Patológica del Instituto de Investigaciones Clínicas y Médicas. El Profesor Jiménez Díaz encargó al Dr. Gregorio Paniagua el estudio de la hematopoyesis. En 1955 se trasladó ya como Servicio independiente a la Clínica de la Concepción. Bajo la dirección del Dr. Paniagua se desarrollaron 3 líneas de trabajo fundamentales: a) Estudio de la hemopoyesis y su patología; b) Hemoterapia; y c) Interconsultas de Hematología. Comenzó así la formación de uno de los Servicios pioneros de la Hematología española.

En 1956 fueron nombrados adjuntos del Servicio los Doctores José Sánchez Fayos y Joaquín Serrano González-Solanes. Ambos fueron enviados a los EEUU para su formación en coagulación, dinámica de la hemopoyesis (Dr. Sánchez Fayos) e inmunohematología y hemoterapia (Dr. Serrano). A su vuelta, el Dr. Serrano amplió el Banco de Sangre, se inició el fraccionamiento de los componentes sanguíneos, y se montó el laboratorio de inmunohematología. El Dr. Sánchez Fayos incorporó a su equipo dos médicos internos de la clínica, los Doctores Enrique Villalobos y Julio Outeiriño. El primero puso en marcha los estudios de ferrocinética y eritrocinética. El segundo amplió la metodología del laboratorio de hemostasia, la histoquímica, el metabolismo del hierro, el diagnóstico de hemoglobinopatías y talasemias, e inició la automatización y control de calidad de las pruebas de rutina. En esta etapa hay que destacar también el papel en la Citología hematológica de la Dra. Teresa Calabuig.

En 1980 la actividad asistencial clínica del Servicio, hasta ahora limitada a enfermos e interconsultas de otros servicios, se amplía con la obtención de una Policlínica y algunas camas en una estación de Medicina Interna. En 1983, el Dr. Antonio Escudero Soto es nombrado adjunto del Servicio, para encargarse, entre otras funciones, de esta labor clínica. Cinco años después, el Dr. Escudero se trasladó al Hospital Gregorio Marañón, ocupando su plaza y sus funciones la Dra. Elena Prieto Pareja, compaginadas años más tarde con el Dr. Alejandro Román Barbero. Por otro lado, en 1991, tras la jubilación del Dr. Serrano, se incorpora al Servicio la Dra. Luz Barbolla, que con la colaboración de la Dra. Paniagua reorganiza y moderniza el Banco de Sangre, inicia los programas de aféresis, y pone en marcha el trasplante de progenitores hematopoyéticos de sangre periférica. El primer trasplante se hace en diciembre de 1993. En 1996, tras marcharse la Dra. Barbolla, se incorpora a la actividad de Banco de Sangre el Dr. José Luis López Lorenzo, que es en la actualidad el Coordinador de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos. Y como responsable del Banco de Sangre se encuentra actualmente la Dra. Sol Sánchez Fernández.

Tras la jubilación del Dr. Sánchez Fayos, es nombrado jefe de Servicio el Dr. José Francisco Tomás en 1998. Comienza una etapa de modernización y ampliación del Servicio. A nivel clínico se inicia la participación en protocolos y ensayos clínicos a nivel nacional, y se potencia el área de transplante, realizándose en 1998 el primer trasplante alogénico. En esta etapa se consolida la plaza del Dr. Carlos Soto de Ozaeta, que pasa a encargarse de la Hematimetría y de la Citología. En 1998 se incorpora la Dra. Pilar Llamas Sillero, que ocupa la plaza del Dr. Julio Outeiriño tras su jubilación, continuando, por una parte, con la línea iniciada por el Dr. Outeiriño en el campo de la trombosis y hemostasia, y desarrollando, por otra, la Unidad de trombofilia, con proyección tanto a nivel clínico como de laboratorio. Actualmente ocupa el cargo de Jefe de Servicio de Hematología. Así mismo con la Dra. Llamas se pone en marcha el laboratorio de Biología Molecular hematológica, a cargo del Dr. Carlos Blas López.

En el 1999 el Servicio de Hematología se potencia con la incorporación de la metodología de la Citometría de Flujo, liderada por la Dra. Cristina Serrano del Castillo. Y finalmente, en el 2000 se crea la sección de Citogenética Hematológica, que actualmente dirige la Dra. Rocío Salgado Sánchez, procedente del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). En el año 2014 se incorpora el Dr. Raúl Córdoba Mascuñano como Coordinador de la Unidad de Linfomas, tras completar su formación específica en esta patología en Suiza, Alemania y Estados Unidos.

En el año 2014, la Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos junto con el Servicio de Transfusión y el Laboratorio de Progenitores Hematopoyéticos y Terapia Celular trabajan en obtener la acreditación JACIE (Joint Accreditation Commitee of European Society of Blood and Marrow Trasplantation – EBMT) que asegura que se cumplen con las normas de calidad de las entidades acreditadoras, presentando unos niveles de excelencia en labor asistencial.

En la actualidad, el Servicio de Hematología lo componen 14 facultativos, de ellos 12 son médicos especialistas en Hematología y Hemoterapia, 1 es médico especialista en Inmunología Clínica y 1 es facultativo especialista en Citogenética Oncohematológica. El Servicio de Hematología está acreditado por la Comisión Nacional de la Especialidad de Hematología y Hemoterapia para la formación de MIR de Hematología y Hemoterapia, contando en la actualidad con 8 médicos residentes, 2 por año de formación.