En general, las miopías bajas y moderadas, inferiores a las 8-10 dioptrías, constituyen la principal indicación del tratamiento con láser Excimer. La hipermetropía inferior a 4-5 dioptrías, y el astigmatismo, también hasta 4-5 dioptrías, son tratados del mismo modo con la misma técnica. No obstante, el número de dioptrías que puede ser corregido en cada paciente concreto depende fundamentalmente del grosor previo de su cornea, así como de otras mediciones oculares.