La especialidad de Bioquímica Clínica se fundamenta en las actuaciones en las que a través de diagnósticos analíticos, pruebas funcionales y/o de laboratorio y su correlación fisiopatológica, ayuden al diagnóstico, pronóstico, terapéutica médica y prevención de la enfermedad.

Se conoce por Análisis Clínicos el área de las ciencias básicas de aplicación al diagnóstico, pronóstico, terapéutica y prevención de la enfermedad.

Los Objetivos fundamentales de la especialidad son:

  • Distinguir los estados de salud y de enfermedad.
  • Ayudar al correcto diagnóstico de la enfermedad
  • Contribuir al establecimiento del pronóstico de los mismos
  • Facilitar el seguimiento clínico
  • Asegurar la eficacia del tratamiento aplicado

El Laboratorio clínico es la base común de las siguientes especialidades: Análisis Clínicos, Hematología y Hemoterapia, Bioquímica Clínica, Microbiología y Parasitología, Inmunología y Genética y la unión de todas las especialidades en el "laboratorio Clínico" debe ser un objetivo para ser más eficientes.

Su campo de acción será la asistencia primaria y secundaria de la actual estructura sanitaria. A nivel de la asistencia terciaria su actuación se reducirá a áreas concretas.