¿Qué es el microbioma endometrial y la endometritis?


El microbioma endometrial es el conjunto de microorganismos (bacterias y hongos) que viven en el endometrio. En mujeres sanas en edad reproductiva, lo normal es que la mayor parte de las bacterias del tracto reproductivo pertenezcan al género Lactobacillus, pero puede suceder que haya un incremento de bacterias de otros géneros que puedan alterar este equilibrio produciendo una endometritis crónica (inflamación crónica del endometrio) disminuyendo las opciones de implantación del futuro embrión. Se ha confirmado que el análisis de la composición de la microbiota endometrial puede ser útil para predecir el resultado reproductivo y, por tanto, mejorar las estrategias de diagnóstico y tratamiento en reproducción asistida.

Para el estudio de la microbiota endometrial y la endometritis se realizan los análisis ALICE y EMMA, que tratan de determinar si el entorno microbiano del útero es el adecuado para la favorecer la implantación embrionaria.


  • EMMA® (Análisis Metagenómico del Microbioma Endometrial) informa sobre la composición bacteriana del endometrio, incluidas las bacterias que causan endometritis crónica.
  • ALICE® (Analysis of Infectious Chronic Endometritis) es un nuevo test Igenomix® que informa sobre la presencia de las bacterias que, de manera más frecuente, causan endometritis crónica, permitiendo una valoración más amplia de la situación endometrial para mejorar el manejo clínico de las pacientes con esta enfermedad asintomática.

¿Cuándo están indicadas EMMA® y ALICE®?


  • Habitualmente la endometritis crónica no produce sintomatología. Por lo que la enfermedad suele pasar desapercibida a pesar de que afecta aproximadamente al 30% de las pacientes infértiles, y puede llegar al 66% de las pacientes con fallos de implantación y abortos de repetición.
  • Los métodos habituales de diagnóstico como la histología, la histeroscopia y el cultivo microbiano no son eficaces, por lo que se puede recurrir a estas técnicas en los casos de fallos de implantación y abortos de repetición principalmente.

¿Cuál es el procedimiento del análisis EMMA®/ ALICE®?


  • El test EMMA® requiere de la realización de una biopsia endometrial en la consulta entre los días 15 y 25 del ciclo/fase secretora. Una vez que la muestra de tejido llega al laboratorio, se produce la extracción del ADN y se analiza por la técnica de secuenciación masiva (NGS), obteniéndose el perfil microbiano completo de la muestra endometrial analizada, al identificar los genes de las bacterias presentes en el ADN extraído de la muestra.
  • El test ALICE® se realiza de forma complementaria con el test EMMA®, de modo que puede emplearse el tejido de la misma biopsia endometrial. Específicamente se amplifica y secuencia el gen 16S rRNA de las bacterias que producen la endometritis crónica con más frecuencia.
  • Una vez realizado el análisis, se emite un informe en el aparece reflejado el porcentaje de Lactobacillus indicando si es necesario o no un tratamiento adecuado de probióticos para mejorar ese porcentaje. Igualmente informa e identifica otras bacterias presentes en el endometrio estudiado y sus posibles implicaciones, así como la recomendación de un tratamiento antibiótico adecuado, si fuera necesario.