Los especialistas en Aparato Digestivo se encargan de diagnosticar y tratar las enfermedades del tubo digestivo (esófago, estómago e intestinos), el hígado, las vías biliares y el páncreas, apoyándose en técnicas como la endoscopia digestiva (gastroscopia, colonoscopia, ecoendoscopia, cápsula endoscópica y CPRE), ecografía digestiva y pruebas funcionales del aparato digestivo (manometría, pHmetría). El trabajo se desarrolla en consultas, algunas de ellas monográficas, hospitalización y la Unidad de Endoscopia.


Entre las patologías que se tratan podemos citar la esofagitis eosinofílica, el reflujo gastroesofágico (ERGE), la hernia de hiato, el esófago de Barrett, las gastritis, úlceras y enfermedades asociadas al Helicobacter pylori, la enfermedad celiaca, los pólipos y tumores del tubo digestivo, la Enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, la diverticulosis, problemas funcionales del tubo digestivo, las hepatitis y cirrosis, los cálculos biliares, las pancreatitis y quistes pancreáticos.


El servicio está encabezado por el Jefe de Servicio, el Dr. Prof. Porres Cubero, 3 jefes asociados y 31 adjuntos, además de 8 residentes, personal de enfermería especializado, auxiliares y personal administrativo.