¿Qué es la técnica de FISH en espermatozoides?


  • Es una técnica diagnóstica que permite analizar mediante sondas fluorescentes (Fluorescence in situ hybridization FISH) parte del material genético de los espermatozoides.
  • En la formación de los espermatozoides, se pueden producir errores durante la meiosis lo que puede dar origen a espermatozoides con un número de cromosomas alterado.
  • Con esta técnica, normalmente, se realiza el análisis de un máximo de 9 de los 23 cromosomas que conforman el ADN del espermatozoide y que suelen ser el 13, 15, 16, 17, 18, 21, 22, X e Y.

¿Para quién está indicada?


  • Pacientes con fallos de implantación en ciclos previos con ICSI convencional.
  • En casos de abortos de repetición.
  • Edad del varón avanzada.
  • Embarazos previos con una cromosomopatía, acompañado de un cariotipo.
  • Pacientes sometidos a radio o quimioterapia.
  • Esterilidad de origen desconocido.

¿Cuál es el proceso?


  • La muestra de semen es procesada y los espermatozoides se fijan en un portaobjetos, mediante técnicas citogenéticas se hibridan con las sondas fluorescentes específicas de cada cromosoma y se analiza el resultado con un microscopio de fluorescencia.
  • Se analizan entre 500 y 2000 espermatozoides contando las señales de las sondas en cada uno de ellos, considerándose normales aquellos que tienen una única señal de cada una de las sondas.
  • Se trata de una técnica diagnóstica ya que una vez hibridados los espermatozoides, estos no pueden ser utilizados para realizar un ICSI, por tanto no permite realizar una selección espermática.
  • Una muestra con un alto porcentaje de espermatozoides puede originar mayor número de embriones con alteraciones, lo que se traducirá en bajas tasas de implantación y alta tasa de abortos. En este caso estaría indicado el análisis de los embriones mediante técnicas de PGT.