Introducción

La simulación clínica permite recrear situaciones de forma realista preparando al estudiante para la práctica asistencial. En este sentido, La Escuela de Enfermería Fundación Jiménez Díaz -UAM ha apostado por la incorporación de esta metodología en el plan de estudios a través de una secuenciación curricular coherente y progresiva con respecto a las competencias esperadas. Ha diseñado prácticas de laboratorio y aulas de simulación que acompañan transversalmente a las asignaturas, realizadas a grupos reducidos en espacios físicos, con medios y material adecuado.

Para ello cuenta con tres salas, una sala de prácticas de laboratorioEste enlace se abrirá en una ventana nueva, otra sala de simulación de técnicas básicasEste enlace se abrirá en una ventana nueva y una sala de simulación de alta fidelidadEste enlace se abrirá en una ventana nueva donde los estudiantes pueden poner en práctica el conocimiento aprendido en un entorno seguro y controlado.

UNIDASSALASUNIDASSALAS

Sala de simulación de técnicas básicas y sala de prácticas de laboratorio


Las salas de prácticas de laboratorio y la sala de simulación de técncias básicas cuentan con varios puestos adaptables a las necesidades de los estudiantes. Incluyen simuladores básicos de uso específico orientados a la práctica de habilidades procedimentales específicas o de baja complejidad (accesos venosos y arteriales, administración intramuscular de medicamentos, sondaje vesical, sondaje nasogástrico, etc.).

La sala de simulación de alta fidelidad cuenta con el simulador Apollo Patient Simulator - CAE Healthcare que junto con los avanzados softwares MUSE (manejo del simulador bajo diseño de casos con modelo fisiológico), VIVO (manejo del simulador en directo) y el sistema Replay One (visualización y grabación de la actuación del alumno) permiten mejorar el aprendizaje con simuladores y realizar pruebas de evaluación ECOE (Evaluación Clínica Objetiva Estructurada). Todo ello hace factible la construcción de diversos escenarios que ofrecen situaciones de complejidad, permitiendo no solo desarrollar habilidades técnicas, sino otras competencias como pensamiento crítico- reflexivo, trabajo en equipo, liderazgo, capacidad de tomar decisiones etc.

Estos niveles de simulación no se excluyen entre ellos, al contrario, facilitan la integración de los conocimientos e ir avanzando en nivel de complejidad de las competencias adquiridas por los estudiantes.

M_DSC0180M_DSC0180

Sala de simulación de Alta Fidelidad



imageunidaimageunida

Estudiantes realizando actividades en prácticas de laboratorio


Organización de las Practicas de Laboratorio y Simulación

Las prácticas de laboratorio se organizan en grupos reducidos no superiores a 10 estudiantes (8 grupos en cada curso) con un profesor dedicado. En el caso de la simulación clínica, se cuenta con dos a tres profesores para llevar a cabo los casos.

Estás prácticas pueden ir asociadas a una asignatura, por lo que la evaluación del desempeño (mediante rúbricas estandar cumplimentadas por los profesores in situ de forma digital) puede ser tenida en cuenta en la evaluación del cumplimiento de las competencias de la asignatura.

Aunque anterioremente se realizaban seminarios prácticos, se han actualizado las metodologias docentes y la organización de los mismos. Pueden consultarse la organización y las prácticas de laboratorio y simulación implantadas en el curso académico 2018-19 en los ficheros disponibles en la parte inferior de esta página.