Patología de la mujer

Embolización de miomas uterinos y síndrome de congestión pélvicaEmbolización de miomas uterinos y síndrome de congestión pélvicaLa radiología intervencionista ocupa un papel clave en el tratamiento de dos de los problemas más comunes de salud de la mujer, los miomas uterinos y las varices pélvicas. El dolor pélvico crónico es un problema muy frecuente en las mujeres.


Una de sus principales causas es la presencia de varices en la pelvis, cuadro clínico que se denomina síndrome de congestión pélvica. La presencia de estas grandes venas dilatadas, varices, originan dolor insidioso localizado alrededor del útero, ovarios y la vulva. Su médico puede recetarle analgésicos para reducir el dolor y tratamientos hormonales para paliar la congestión venosa. En caso de que estos medicamentos no mejoren su problema, el síndrome de congestión pélvica debe ser tratado mediante embolización, una técnica mínimamente invasiva que eliminará el flujo venoso a las venas pélvicas enfermas.


tratamiento-miomas-uterinostratamiento-miomas-uterinos

Los miomas uterinos son tumores benignos que crecen en la pared del útero. Las causas de la aparición de miomas no se conocen exactamente, aunque algunos expertos los han relacionado con una predisposición genética que condiciona mayor sensibilidad a hormonas. El tamaño de los miomas es muy variable, algunos llegan a ser del tamaño de un melón. En ocasiones pueden ser mayores, llegando a aumentar el tamaño del útero hasta un punto similar al de un embarazo. La embolización como tratamiento para los miomas se viene usando desde 1995, aunque la embolización de las arterias uterinas no es un procedimiento nuevo. Desde hace más de 20 años los radiólogos intervencionistas utilizan este tratamiento con gran éxito para tratar fuertes hemorragias postparto. Hoy, la embolización de miomas se lleva a cabo en hospitales de todo el mundo.

obstruccion-trompas-falopioobstruccion-trompas-falopio


La oclusión de las trompas de Falopio es una causa muy frecuente de infertilidad femenina. Para favorecer la posibilidad de un embarazo fisiológico podemos abrir o recanalizar estas trombas que estaban ocluidas. El procedimiento es ambulante y solo requiere un poco de sedación.


El síndrome de May-Thurner (SMTR) está relacionado con el desarrollo de varices y la formación de trombosis venosa en la pierna izquierda. Se desconoce con exactitud el origen de esta compresión, pero es muy frecuente que se dé en personas delgadas, fundamentalmente mujeres. Una de las funciones que cumple la grasa en el organismo es la de amortiguar unas estructuras anatómicas con otras; las personas delgadas, al tener menor cantidad de grasa retroperitoneal son más propensas a sufrir el SMTR.